Piso foamy

pisos-para-juegos-infantiles

Cuando necesitamos tener piso antideslizante, pero al mismo tiempo queremos que se vea interesante, llamativo dentro de nuestro hogar y que le dé un toque colorido al espacio en el que lo utilizaremos, las opciones empiezan a volver inconclusas porque la seguridad casi nunca compagina perfectamente con la estética, pero eso no significa que no haya opciones; el piso foamy es la oportunidad de lograr ambas cosas al mismo tiempo y en cualquier lugar del hogar.

Antideslizante y protector contragolpes

Estas son dos cualidades muy importantes que nos ofrece este tipo de recubrimiento para nuestro piso y en especial cuando se trata de la cocina, el piso foamy es la mejor opción para lograr darle un toque colorido a esta y al mismo tiempo evitar que una botella de vino se desperdicie por completo por caer accidentalmente y ni hablar de la cristalería a la que tanto cariño le tenemos.

Además, si las paredes de tu cocina son de color blanco y todos los muebles negro o gris, una perfecta opción para darle color a la habitación es el piso foamy, pues puedes escogerlo en las tonalidades que desees y hará ver muy viva la habitación; por la suciedad al pisarlo no tienes que preocuparte porque se puede recubrir para evitarla y además también puede ser lavable.

La seguridad de los chicos

Este es otro de los usos más importantes que se le pueden dar a este piso, instalarlo en todas aquellas áreas en los que los pequeños del hogar juegan y así evitar que puedan caer y golpearse directamente sobre los duros materiales del piso de nuestro hogar, aboliendo por completo la posibilidad de que se haga una herida de fuerza mayor que puedas sangrar o algo por el estilo; sin lugar a dudas es la mejor opción de piso para tu hogar casi en cualquier caso.